Qué es la contravigilancia

El servicio de contravigilancia, habitualmente prestado por una agencia de detectives privados, consiste en detectar e identificar si una persona o empresa (que acostumbra a ser la que solicita los servicios) está siendo investigada, vigilada o espiada por terceros, y sin el consentimiento previo de la primera.

Es importante no confundir los servicios de vigilancia con los de contravigilancia: la vigilancia servicio que consiste en observar en un espacio de tiempo o lugar determinados a una o varias personas. Por su contra, la contravigilancia busca detectar precisamente si una persona o empresa está siendo vigilada.

Cuándo se usan los servicios de contravigilancia

En el caso de personas (particulares), se suelen usar los servicios de contravigilancia en personas que sufren acoso de cualquier tipo, en personas que han tenido que demandar órdenes de alejamiento, o simplemente, cuando esta persona desea preservar su intimidad (objetivo habitual cuando quién el servicio de contravigilancia es una persona conocida o famosa).

En el caso de empresas, los servicios de contravgilancia los suelen demandar aquellas empresas o empresarios que sospechan o temen ser espiados por terceros que pretenden descubrir información de carácter confidencial (y usualmente, de alto valor en términos empresariales).

Quién puede solicitar los servicios de contravigilancia

Los servicios de contravigilancia pueden ser contratados por cualquier persona o empresa que necesite preservar su intimidad o privacidad, siempre y cuando sus motivos sean legítimos y estén fundamentados en hechos o sospechas objetivas.

Dónde se llevan a cabo los servicios de contravigilancia

Habitualmente se suelen cubrir aquellos espacios más frecuentados por la persona que solicita los servicios, tales como la vivienda, su lugar de trabajo, las zonas de ocio o transporte por los que suele moverse, pero también en momentos y zonas más específicos, dependiendo siempre de los requerimientos y las particularidades del servicio encargado.

La contravigilancia, en definitiva, busca garantizar la seguridad y privacidad de los demandantes y su entorno más cercano. Este tipo de servicios se regulan por la Ley de Seguridad Privada 5/2014. Independientemente de cual sea su situación, si tiene sospechas de que puede estar siendo vigilado, acosado o bajo seguimiento, le recomendamos que contacte con nuestros detectives para que estudien su situación y le asesoren en materia de contravgilancias.